Durante el pasado mes de enero de 2018 estuvimos trabajando en San Salvador en la escuela de negocios ISEADE de la Fundación Empresarial para el Desarrollo Educativo (FEPADE). Nuestro objetivo fue prototipar ideas para el rediseño del pensum de su Maestría en Administración de Empresas, el principal MBA del país con casi 1800 profesionales que han pasado por sus aulas en todo El Salvador. Para Outliers School, esta oportunidad en Centroamérica representa la apertura de un nuevo mercado nacional y un trabajo a largo plazo con una de las instituciones más prestigiosas de la región.

20 tomadores de decisiones de ISEADE han trabajando bajo el liderazgo de su Vicerrector, José Eduardo Escobar, con la coordinación del Dr Hugo Pardo Kuklinski y las sesiones de mentorías a distancia del Dr Cristóbal Cobo. El proceso de prototipado ágil ha derivado en una batería de soluciones de rápida ejecución, bajo presupuesto e innovadores para las actuales prácticas ISEADE.

Con sus estudios de casos, los MBAs han sido uno de los formatos académicos más exitosos e innovadores de las últimas dos décadas del siglo XX. Sin embargo también requieren de adaptación a nuestra cultura digital y a formas más autónomas y atractivas de aprender, con menor énfasis en la divulgación de contenidos. Esa transformación itera de la formación de gerentes y empresarios para dirigir equipos y empresas en la era industrial hacia la formación de emprendedores con las competencias duras necesarias para la gestión de equipos. Es imprescindible diseñar andragogías para la formación de los estudiantes en competencias blandas de lo que llamamos cultura start-up, así como una formación más interdisciplinaria, como bien señala en The Guardian, Zahir Irani -Dean at the University of Bradford School of Management-, en un artículo de enero pasado. The university of the future will be interdisciplinary.

Analizando el pensum ISEADE se percibe que la oferta académica es robusta y sigue la agenda de otros MBAs a nivel global. La clave en el rediseño de esta oferta académica esta dentro de cada asignatura, en su metodología andragógica, en la decisión sobre sus contenidos y la propuesta de trabajos finales de los estudiantes. Una de las ventajas comparativas del MBA de ISEADE radica en dos aspectos: 1. Cada materia promueve el aprendizaje de una herramienta nueva. 2. El proyecto final de loa estudiantes es una consultoría ad-honorem en una Pyme salvadoreña.

Para el desafío del rediseño del Pensum de la Maestría en Administración de Empresas ISEADE, cuatro han sido los retos abordados:

1. Incorporar la identidad ISEADE -líderes formando líderes- como oferta transversal en la propuesta académica. La marca ISEADE posee un gran prestigio en el país. Tres son los ejes de su actual Ideario: líderes formando líderes -o como se decía anteriormente “gerentes formando gerentes”, una densa red de ex alumnos que hoy son decisores y directores en la economía salvadoreña.

2. Los estudiantes no solamente deben producir para la evaluación del profesor, sino que deben producir para la red digital y para la evolución de su propio portafolio. El proceso de prototipado ágil ha llevado a la creación de la figura de un gestor de portafolio del estudiante ISEADE. El objetivo es diseñar y gestionar proyectos transversales por área de conocimiento para crear valor para el alumno a través de la producción y visibilidad de su portafolio. El punto de inicio es un perfil profundo en Linkedin, que posteriormente debe llevar hacia la construcción de una identidad digital profesional. La creación de un antiportafolio con la visibilidad de los fracasos profesionales se incorpora a una agenda disruptiva de creación de una marca digital por parte de cada uno de los estudiantes ISEADE.

3. Promover nuevos formatos andragógicos para incorporar a las rutinas del plan de estudios. Dentro de estos formatos, se han sumado técnicas de  prototipado ágil como el pensamiento de diseño, las videoconferencias segmentadas por temáticas, los trailers de las asignaturas, los newsletters con tendencias de mercado, así como la creación de un tercer espacio físico con énfasis en lo lúdico y los espacios verdes abiertos del campus ISEADE que hoy están infrautilizados.

4. Ampliar la oferta académica con un diseño de materias optativas y de una Cátedra Futuro que aborde las necesidades empresariales del país de cara a la próxima década. Esta estrategia diversificada de cursos aspira a integrar con mayor énfasis la formación ISEADE en la agenda de país. Temas que son estratégicos para El Salvador son las soluciones de logística para mejorar costes y tiempos de movilidad, así como la innovación en las prácticas empresariales.